KIT DE HERRAMIENTAS IMPRESCINDIBLES PARA LA FORMACIÓN (10 horas)

Completa tu caja de recursos para la formación con este “Kit de herramientas imprescindibles” y desarrolla competencias y capacidades que mejoren tu trabajo, optimizando resultados tanto personales como profesionales.

En una primera parte nos centraremos en nuestras habilidades, conociéndolas y potenciándolas, para hacernos protagonistas del propio proceso de enseñanza-aprendizaje. Partiremos del autoconocimiento para trabajar diferentes aspectos (confianza, gestión emocional, escucha activa, resolución de conflictos, comunicación, motivación…) que te ayudarán a mejorar tu práctica educativa.

En una segunda parte desarrollaremos diferentes recursos y herramientas para facilitar nuestra labor: el humor en los procesos educativos y de comunicación, uso del juego como metodología, cómo hacer “entradas” y “cierres” de sesiones desde la creatividad y la emotividad o cómo educar desde los ejemplos a través de anécdotas, cuentos y vídeos.

Fechas: jueves 2, 9, 16, 23 y 30 de mayo de 2019.

Horario: de 18:00 a 20:00 horas.

Lugar: Casa Joven.

Plazo de inscripción: hasta el martes 23 de abril de 2019.

¿Quieres inscribirte? Pincha aquí.

IMPARTE

Javier González Rubio forma parte del equipo de “eNproceso, Cooperativa de Iniciativa Social” (http://enprocesocoop.com). Es dinamizador comunitario, formador en diversas áreas y especialista en el trabajo con grupos. Coordina y desarrolla diferentes proyectos de emprendimiento para adolescentes y jóvenes así como de participación con asociaciones y entidades, dando a cada proyecto e idea el toque de creatividad y humor que le caracteriza.

 

METODOLOGÍA Y CONTENIDOS

La propuesta formativa consta de 2 partes; la primera se centrará en las habilidades del educador y la educadora como protagonista de su propio proceso de enseñanza-aprendizaje y la segunda, en recursos y herramientas para facilitar su labor educadora.

Partiendo de la idea de que, como educadores y educadoras, debemos tener unas competencias básicas para el desarrollo de nuestra actividad sea cual sea su ámbito  (educación formal, no formal o informal), si trabajamos con grandes grupos o pequeños, e independientemente de las edades de las personas con las que trabajamos.

A través del desarrollo de distintas actividades las personas participantes irán tomando conciencia y descubriendo cómo es como educadora o educador y cómo quiere ser.

Partiremos de este autoconocimiento para trabajar diferentes aspectos que ayudarán a mejorar su práctica educativa: confianza, gestión emocional, escucha activa, resolución de conflictos,  comunicación o motivación.

Una vez trabajadas estas competencias,  en la segunda parte, el educador podrá  adquirir las herramientas y recursos para educar, así como su  aplicación práctica

Las herramientas y recursos que se trabajarán durante esta segunda parte, aunque serán transversales en la primera, se estructuran en varios bloques:

  • “El humor como herramienta eficaz en la educación”: Para generar un clima que favorezca los procesos de aprendizaje, su utilidad para crear un vínculo con la persona educadora y, sobre todo, para facilitar procesos de comunicación.
  • “Entradas para facilitar procesos”: En esta parte del taller trabajaremos juegos y dinámicas previas al trabajo. Esas herramientas que empoderan y activan a los grupos para el posterior trabajo.
  • “Cierres para el recuerdo”: Los cierres de cursos, de sesiones o talleres pueden ser una gran herramienta para valorar lo aprendido, facilitar el recuerdo y, además, generar un poso emocional en las personas que participan del proceso aprendizaje.
  • “El arte de referenciar o educar con ejemplos”: la labor educativa busca herramientas con las que las participantes entiendan mejor conceptos y procesos además de asegurarnos de que quedan afianzados. En esta parte, trabajaremos esto con recursos como anécdotas, cuentos y videos.
  • “El juego como herramienta”: diferentes juegos, tanto de mesa como dinámicas, tienen cabida en este apartado para que las educadoras y los educadores puedan aplicarlos en sus procesos de aprendizaje con diferentes públicos.
  • “¿A quién va dirigida nuestra actividad educadora?”: conociendo a la persona o personas receptoras de nuestras acciones podremos adaptar con facilidad nuestras metodologías y herramientas para que sean más eficaces y eficientes. Herramientas para conocer al público y sus motivaciones serán el foco principal de este bloque.